Artículos  |  Las Leyes de la Guerra  |  Demuestra, no expliques

Nunca te involucres en discusiones

Toda discusión tiene siempre un vencedor y un vencido y esta es la semilla de la discordia y de la venganza futura.

Hazte amigo de tu enemigo, demostrándole tu inteligencia y poder con hechos.

Cuando hables ofrece siempre resultados y alternativas

Cuando no hables, actúa y demuestra con hechos tu superioridad, sin alardear de ello, pero asegurándote de que todos se enteren.

Así ganarás poder y cuidarás tu imagen

De las envidias no podrás salvarte a menos que en tu camino de poder, ayudes a los demás a crecer.

-Virgilio Gómez T.

coaching@virgiliogomez.com

 

borde
borde
borde
borde
borde
borde