Artículos  |  Influencia   |  Enfócate primero en las emociones

Toda decisión implica una emoción. Somos seres emocionales antes que racionales y esto es una causa biológica irrefutable.

Nuestro cerebro primitivo-emocional recibe primero los impulsos sensoriales antes que éstos sean integrados y analizados por las capas superiores del neocortex.

¿Qué significa todo esto? Que por diseño todo estímulo genera un estado emocional y por ende toda decisión y análisis tiene una componente emocional, por lo tanto es muy útil enfocarnos en las emociones para influir en los demás.

-Usa en tus presentaciones metáforas e historias que sean emocionantes, que induzcan estados que posiblemente la audiencia desee. Por ejemplo, una audiencia netamente femenina se engancha fácilmente con estados emocionales relacionados con el amor, la conexión, la alegría, la convivencia, etc. Mientras que el hombre se engancha más fácilmente con estados relacionados al éxito, a ganar y a competir.

-Usa historias, metáforas y analogías que evoquen el estado emocional que deseas en tu audiencia.

-Usa las emociones para poner a tu audiencia a tu favor. Los cambios conductuales derivados de estados emocionales se dan más rápido que los que son derivados de conclusiones lógicas.

-Cuando entramos en estados emocionales solemos caer en una especie de trance que puede ser usado para distraer la atención de la audiencia hacia el orador y su discurso y de esta manera el mensaje del mismo llegará más fácilmente hacia el subconsciente del público.

-Finalemten el aprendizaje está netamente ligado a las emociones por lo tanto cuando usas las emociones en tu discurso, es más fácil que tu audiencia retenga lo que dices y lo entienda.

Por favor reenvía este artículo a quien creas que pueda beneficiarse de esta información

-Virgilio Gómez T

coaching@vrigiliogomez.com

 

borde
borde
borde
borde
borde
borde