Artículos  |  Influencia   |  Las emociones son buenas para el negocio

Este consejo es importante sobre todo en épocas de incertidumbre.

Mucho tiempo ha estado peleado el mundo de los negocios con el tema de las emociones y en muchas empresas se entiende que ser emocional es malo. Muchos pseudo-líderes que son más bien simples jefes, pretenden que los empleados no sean emocionales y que hagan su trabajo simplemente porque se les paga para ello.

El error es precisamente esa actitud. Todo ser humano es emocional y además toda decisión implica siempre una emoción. Lo importante es añadir inteligencia a esos estados emocionales para poder usarlos de manera positiva.

La inversión emocional en la empresa siempre mejorará las relaciones laborales y promoverá un ambiente de satisfacción a los empleados. En estas épocas de vacas flacas, cuando el presupuesto es sumamente limitado para los modelos tradicionales de compensación y recompensa y además los recortes de personal están en su apogeo, es cuando elevar la estimación por la gente y subirles su nivel de energía con programas o eventos que les incrementen sus emociones positivas y les fomenten su sentimiento de pertenencia a una empresa que los valora y les ayuda a sentirse mejor, se convierte en una excelente estrategia que llevará a generar un valor considerable al negocio en el corto plazo.

-Virgilio Gómez T.

coaching@virgiliogomez.com

 

borde
borde
borde
borde
borde
borde