Artículos  |  Influencia   |  Para influir en los demás...ríndete

Verás, rendirte significa no poner resistencia ante tu enemigo y tienes que saber cuándo es conveniente aplicar esta estrategia.

Cuando  te rindes, ya no le das energía a la discusión y evitas crear resistencia ante tu enemigo. Tu enemigo espera que tu reacciones y te defiendas y por ello cuando tú no reaccionas, te controlas y aceptas parcialmente el argumento de tu enemigo, en realidad estás tomando el control, porque muchas veces lo que tu enemigo tiene planeado está basado en cuanto a tu reacción y a volver a atacarte.

Por ejemplo cuando discutas con alguien, usa la frase mágica: " tienes razón", o algo similar como "entiendo lo que dices" y puedes complementarla con algo como "y en realidad no eres la primera persona que me lo dice" o "de hecho yo ya había pensado en lo que acabas de comentar".

En el párrafo anterior evitaste continuar con el conflicto al darle la razón (¿es como rendirte cierto?, te rindes a la situación) y por eso te vuelves poderoso, porque le diste la razón y luego le ofreciste un colchón donde caer cuando dices que tú también habías pensado en ello...aquí hiciste una especie de rapport y empatía de alto nivel.

Ahora es cuando debes de continuar con una frase como "y sabes qué, he descubierto que en realidad hay algo mucho más importante que eso como....y arrojas tu argumento", otra frase que puedes usar es "y además quisiera agregar que no estamos viendo algo que realmente podría afectarnos mucho más, lo cual es....y agregas tu argumento"

Recuerda nuna usar la palabra "pero", porque en automático estás negando todo lo que dijiste antes.

Recuerda que no todo es ganar, esto lo puedes usar con tu familia, en el negocio y en cualquier discusión, negociación o argumentación.

-Virgilio Gómez T.

coaching@virgiliogomez.com

borde
borde
borde
borde
borde
borde