Artículos  |  Las Leyes de la Guerra  |  Que tu superior no se entere cuando te vuelves superior a él

Nadie odia tanto la superioridad de otros, como aquel que se cree superior a ellos.

Entonces si de pronto encuentras que eres superior a tu jefe en alguna manera, habilidad o inteligencia; es conveniente que él no se entere de esto hasta que tengas manera de apalancarte de algún otro superior.

Suele ser que muchos jefes (entiéndase que hablo de jefes y no de líderes porque el verdadero líder no teme al desarrollo de sus subordinados) llegan a cierta zona de confort y no están dispuestos a seguir desarrollándose. Si en tu caso tienes un jefe así, sentirá pasos cada vez que tú sobresalgas porque eso significa que lo estás superando y el está quedando en evidencia.

Desde una perspectiva de crecimiento personal, nunca pongas en evidencia la ignorancia o ineptitud de tu jefe; por el contrario trata siempre de conservar su amistad y apoyo. El mundo es muy pequeño y nunca sabes cuándo vayas a necesitar algo de él.

Pero desde la perspectiva de una contienda, si tu contendiente era superior a tí, no permitas que descubra tu nueva habilidad, porque ésta es tu arma secreta.

Úsala cuando tu enemigo esté confiado en su superioridad y seguro que con ella le vencerás. Su confianza será su principal punto débil.

-Virgilio Gómez T.

coaching@virgiliogomez.com

 

borde
borde
borde
borde
borde
borde